A PROPÓSITO DE TV3

Abril 11th, 2011
La información debe ser plural y variada. Atrás quedaron, por suerte, los tiempos en que toda la que podíamos recibir, procedía de una única fuente. De aquellas imágenes que podíamos ver, en blanco y negro, en la primera cadena, pasamos a las que seguíamos viendo, emitidas, primero desde Madrid y posteriormente desde Madrid y Barcelona, a través de dos cadenas. Aplaudimos la llegada del color a las pantallas de nuestras casas y, posteriormente, comenzamos a ¿disfrutar?, de las desconexiones regionales en los informativos de la primera cadena. Más adelante, nos ilusionamos con la posibilidad que ofrecían las emisoras autonómicas. Mi familia, originaria de la provincia de Murcia, esperaba que las noticias de Caravaca pudieran llegar, con mayor frecuencia, hasta Castellón. No podíamos concebir entonces una "tele" que no se puediera sintonizar desde cualquier punto del país. Sin embargo, pasaron los años y tuvimos que admitir la realidad. Las televisiones autonómicas tenían una especie de licencia para difundirse en las zonas para las que estaban autorizadas. Yo no lo entendía; pero alguien me aclaró el tema. Al parecer, estos medios se financian, en todo o en parte, a través de la publicidad y claro, si unas ondas se meten en zonas donde no están autorizadas, la competencia se convierte en desleal y el negocio pasa a manos de quienes son más atrevidos o, en algún caso, de quien no cumple las leyes. Por desgracia, aunque entiendo perfectamente el valenciano de Castellón, me cuesta seguir el catalán de TV3. Sin embargo, comprendo perfectamente el panocho murciano. Me gustaría, de vez en cuando, seguir algún programa de televisión en panocho. Pero he de conformarme con lo que tengo. En todo caso, desearía que se pudiera estudiar el tema, donde corresponda, es decir: en el Parlamento y se cambiaran las leyes para que las autonomías pudieran establecer, si así lo permitiera la futura normativa, emitir en un territorio más amplio. Mientras tanto, creo que por aquello de la legislación vigente, deberemos conformamos con lo que tenemos.