El libro que siempre quise quemar by Pirlo de Félix

GENERAL 3 opiniones »
EL LIBRO QUE SIEMPRE QUISE QUEMAR BY PIRLO DE FÉLIX Hace ahora un año en diciembre del 2009 me quise apuntar a un curso de escritura narrativa, el primer ejercicio que tuve que desarrollar fue una escena parecida a la del cura y el barbero de nuestro genial escritor Cervantes en su libro Don Quijote de La Mancha, en la librería quemando los libros de caballería que hicieron enfermar a nuestro queridísimo hidalgo. Yo tengo un libro que quiero quemar, su autor no quiso ser reconocido y no firmó su obra, hizo bien porque, de saber su nombre, le hubiese quemado yo a él y a su obra por los malos ratos este autor le hizo pasar a un pequeño con poderes supraterrenales. En toda la historia hay siete personajes que interactúan unos con otros desencadenando un drama con final incierto y no muy bien terminado. Los hombres y mujeres de este país esperaban a un gobernador por y para el hombre que luego resultó ser un exiliado por asuntos religiosos. El juego del rey se titula esta obra El relato comienza con un niño acabado de destetar soñando. “En esta vida todo lo que haga o da de comer al infierno o el infierno se lo come” decía mentalmente el bebe en su cuna. Un espíritu oyó su llanto y se le acercó a la cuna “No llores, mi bebe, que yo tengo una fórmula para que puedas vencer al infierno” El bebe creció amparado por la fuerza del espíritu, que cuando salía en el carro a pasear por las calles en compañía de sus padres el espíritu hablaba a todos los vecinos y gentes que se paraban a saludar al matrimonio y a su hijo y les decía: “Ya sabéis que el gobernador de este país, gobierna para que sirva mi hijo como rey de todo vuestro pueblo este chico tiene propiedades que solo yo debo saber y descubrir” Al oír estas palabras las personas del pueblo miraban con buenos ojos al hijo del creador y, como la autoridad la regentaba un gobernador militar las gentes del pueblo aceptaban de buena gana las palabras que oían. Había gentes entre el pueblo que habían recibido instrucción por parte del gobierno de la nación en tareas de disciplina y orden social y muchos de los habitantes del país juraron proteger al hijo del creador. Estas gentes sabían diferenciar entre el poder que tienen para gobernar un país, y el poder que se tiene para gobernar al hombre” Pasados los años el bebe se hizo mayor y fue a estudiar a un colegio de curas escolapios de su pueblo donde el hijo del creador, con la fuerza de su mente, consiguió ser reino de dios con la única misión de matar al infierno. Mientras en el colegio de curas se preparaban todos para ver quien seria la reina del hijo de dios hecho reino, con facultades para gobernar al hombre e indicarle el camino recto a seguir en la vida. El gobernador militar del país caía en enfermo y moría. Se había creado un vacío de poder en la nación, pero el gobernador, antes de fallecer dio el titulo de monarca a un rey que venia de otro país y que tenia el consenso de todos los súbditos. Ya le advirtieron al monarca que él tenía ahora la autoridad para sancionar leyes, pero que el poder para gobernar al hombre era del reino de dios, que no se preocupara, pues el chico era correcto y sabía como hablarle al hombre para que viera la luz dentro de la oscuridad que hay en la vida. Nada de esto se creyó el autoritario y monarca legal y dijo: “Yo soy la máxima autoridad del país y yo debo dirigir al estado y al hombre” “No es así” -Le contesto el espíritu- “Tu debes dirigir al país, yo con mi hijo, dirigiré al hombre hacia su mejor destino”. El infierno al ver discusión entró en escena haciendo reino suyo al monarca y diciéndole: -“Ahora tu puedes gobernar al hombre, pero no lo harás para el bien de su hijo el reino de dios sino para que el rico se sienta rico y el pobre no salga de su pobreza y todos deberán seguir a una rica y joven empresaria de tu país, ella será mi prolongación para llegar hasta lo mas profundo del hombre”. Con tanto rey y tanto reino en el mismo país, sus habitantes llegaron al punto mas alto del egoísmo, por no tener nadie con el poder de gobernar al hombre quisieron los propios habitantes gobernarse ellos mismos formando una república dentro de la ahora monarquía. Las clases sociales y económicas del país no sabían a que rey seguir, si al de el espíritu, que les hablaba con el que ya habían vivido con el antiguo gobernador, o al nuevo rey, vendido al infierno. El reino de díos en la tierra cosechaba frutas y verduras en los campos de regadío y frutos secos en los campos de secano, trabajando sobre sí mismo y con la fuerza que le caracterizaba, venció a dos lagartos, a esta hazaña el espíritu la llamo el gobierno que mata al viejo verde que hay en el hombre. Un hecho, que me parece increible en el libro que quiero quemar por su falta de sentido común, es como se trasmite el infierno de un hombre a otro el reino del infierno, escoge a una chica de la nobleza del país y esta se encarga de trasmitir la clase de vida que han de llevar el resto y la dirección que hay que seguir es la de trabajar para que gobierne el infierno. Como ya había adelantado nuestro bebe en su cuna hace ya algo más de una decena de años. Todo el país a regañadientes siguió a la rica empresaria de la nobleza y nuestro reino de dios se vio sólo, desoladamente se decía: “No soy bueno en clase y trabajo mucho pero gano poco dinero, mi estatus social es muy bajo, en este país, como ya te advertí, te han hecho caso mientras el gobernador vivía, ahora el nuevo rey con autoridad legal quiere que prosperen los nobles y los acaudalados empresarios, estos siguen y adoran la vida de una rica empresaria, éste no es un país que siga tu camino donde yo, como gobierno del hombre, les ayude a vivir en paz entre ellos, y encaminarlos hacia ti” El espíritu tenía preparada una respuesta y una forma para engañar al infierno “Voy a preparar tu exilio de este país, tengo en Latinoamérica una chica que sigue la fe de los musulmanes, y como tu, solo cree en un dios, ella es rica, y famosa y no conoce al reino del infierno, ni a su hija, la codicia, yo procuraré un encuentro entre vosotros”. Así fue como el reino de dios salió del país por la puerta grande, con la ayuda de la chica musulmana latinoamericana. Una tarde que el cielo amenazaba lluvia salio el joven reino de dios a correr por el campo, antes de cinco minutos, cayó una gran tormenta, así que nuestro reino del creador por no querer empaparse entró en un hotel, se pidió un refresco y se sentó en una silla al lado de la ventana, a esperar que dejase de llover. En la habitación de ese hotel una joven rezaba en dirección a la meca, terminadas sus plegarias bajó a la cafetería a pedirse un sándwich vegetal, la joven de creencias musulmanas oyó la voz del espíritu diciéndole: -“El chico que esta sentado junto a la ventana con ropa de deporte es el ángel que debes de guardar y sacar de este país donde yo no lo puedo mandar, en todo el país hay un gran descontrol y al final la que manda al hombre en la ambición, no el amor”. La joven se le acercó y le digo: -”Llueve mucho esta tarde ¿verdad?, en mi habitación también se ve la lluvia y el que entra conmigo después vive toda la eternidad conmigo, pero a mi padre no lo puedes matar” “Si entro contigo a tu habitación, jamás volveré a sentirme mojado, ni deprimido, y tu no tendrás como amigo a un viejo verde, soy un hombre decente, y busco asilo político y religioso en otro país donde pueda hablar con mi padre, el creador, si nuestro padre espiritual es el mismo ser con el que me hablo no lo voy a matar, ya que no lleva dentro el lagarto, que con la vejez, te hace ser un viejo verde, pues es ese dragón a quien en la vida le mato, y no lo dejo que este bicho le supere, ser su reino significa realmente; que soy yo quien lo gobierna y mi poder es no dar bola al infierno”. “Se quien eres el dios de mi padre y él me ha traído hasta aquí para sacarte del país y así puedas vivir con el en otro lugar, donde no mande nadie pero tu ya no guiarás al hombre por el camino de la luz, sólo tendrás que preocuparte de mí y de tus hijos”, le dijo ella. Medio libro de este autor desconocido lo quemé en la hoguera de San Juan, y el otro medio lo tire a trozos pequeños en una falla de Valencia, ya que era de muy difícil comprensión, y no termina de un modo feliz para los habitantes, que vivieron el resto de sus días bajo la autoridad de un rey, que no llevaba a su pueblo hacia el bien, todo lo contrario los llevaba al caos, a la corrupción y a la ambición, al endeudamiento colectivo, ayudado por una joven y rica empresaria elegida para este fin, estos gobernaban a los ricos del país, que sólo ambicionaban ser reyes, dentro de una monarquía, y de la clases más bajas y las medias solo podían hacer la vida que les manda el infierno ayudado por su rey, reino del infierno, no encontraron nunca la paz espiritual y trabajaron sin ningún significado. “No se puede trabajar para subir un país que tiene como rey al infierno, simplemente porque es como trabajar para nadie y además cada vez que nos gobierna no toca trabajar para su hija, y nosotros queremos trabajar para nuestro provecho.” -dicen aun sus habitantes. Siempre que un dios elija a un hombre, para trabajar como su reino en la tierra, el infierno elegirá de entre el resto de ellos a un rey, para así entre ellos, quién es el gobierno de la nación y de las personas que allí viven. Es como un yin yang: Dentro de cada hombre, hay una parte sigue a dios, ser bondadoso, y otra que busca ser parecido al infierno, tener el poder, solo hay que esperar a ver que parte de las dos vence, apuntó por último, este autor en el final de su libro.

La mujer de mí ciudad by Pirlo de Félix

GENERAL 10 opiniones »
LA MUJER DE MI CIUDAD BY PIRLO DE FÉLIX La ciudad por la que paseo habitualmente tiene algunos lugares donde me he sentido satisfecho de mi vida laboral, personal y privada, cuenta con luces de diferentes tonos que no se aprecian si vas caminando con prisa, la ciudad en la que vivo requiere paciencia para que ella te pueda mostrar sus encantos, pero la misma ciudad alberga lugares donde uno pueda sentir también sus sufrimientos más amargos, una escena donde hay cabida para la luz y para las sombras. El éxito para mí es ver toda la cuidad iluminada, con mis mejores deseos cumplidos y satisfechos dentro de mi cabeza y circulando por mi interior, eso también lo llamo “mi todo hecho”. La nada de la cuidad o el fracaso de solo pasear mirando edificios y viendo pasar al resto de ciudadanos, y no sentir placer sino, todo lo contrario: dolor, espiritual, mental y hasta corporal si camino mucho tiempo con la cabeza agachada, en señal de pena y frustración Para mí que soy un periodista sin empleo, aunque he trabajado en la campaña citrícola como peón capacero, vaciando pallest de cajones de naranja para alimentar la línea de producción de embasado de una almacén, durante varias campañas, la ciudad no cambia, cambian mis sentimientos y mis cambios de humor cuando estoy dentro de ella. Si encontrara un empleo enriquecedor, vería con mejores ojos mi ciudad, y la llamaría la ciudad que me vio nacer, y crecer. Todo lo que leo cuando paseo por la calle son anuncios de despachos de profesionales que después de terminados sus estudios se han hecho con una oficina en el centro de la ciudad, al leerlos me hundo hasta las rodillas de un sentimiento de fracaso tan grande que tuve que dejar el almacén para dedicarme a escribir por mi cuenta, sin sueldo, sólo a pensamiento suelto. Pero esto me dio otra perspectiva de ver mi ciudad, los rótulos que indican el nombre y el piso y puerta de los profesionales ya no son para mi motivo de rabia y envidia, han pasado a mejor vida de una forma clara, “los ignoro”. Algunos pasean por el centro de la ciudad con traje y chaqueta seguro que es un profesional que viene o va hacia algún banco del centro de la ciudad, o hacia su propio despacho, otras personas mayores andan acompañadas de jóvenes extranjeras, las niñeras de la mujeres mayores y viudas, que se sientan a la terraza de cualquier cafetería del centro de la ciudad y hablan con sus acompañantes, sobre lo cara que esta la vida y de cómo ha afectado la entrada de la nueva moneda en los precios al consumidor. “Es imposible salir de casa para hacerte un refresco, es mucho mas barato pasear, lo que antes te cobraban cien pesetas ahora te cobran un euro, el redondeo es de un 60 por ciento sobre el mismo producto” Su acompañante calla y otorga, pero piensa: :”Esta mujer está mayor para decir lo que piensa, pero yo pese a todo vivo mejor que mi antigüa patria, además de acompañante de viudas me gano el sueldo todos los días” En mi ciudad construyen nuevas calles de un modo antigüo con adoquines, pero a su vez lo hacen de un modo moderno y muy futurista, no ponen cemento, ni hormigón, sobre los adoquines, estos bailan al son que marcan las pisadas de los viandantes, o los autos que hacen moverse tanto a los libre adoquines como si de una orquesta desafinando por culpa de un mal director, o en este caso de una mal constructor se tratara. Las mujeres que amo en la soledad de mi silencio, son sombras la luz son cualquiera de las chiquillas que pasean cerca de mí y se les escapa alguna palabra con la mirada, las mujeres que amo son personajes de mi imaginación y las chiquillas que veo son posibles amores que si no fuera por mis mermados y paupérrimos ingresos, serían compañeras de tertulia en cualquier cafetería o paseo por las calles. Mi cuidad linda con el mar mediterráneo geográficamente, pero yo estaría dispuesto a asegurar que mi cuidad termina donde está La Ronda Este, y es además la zona que queda más al este de mi ciudad, después de allí naranjos, prostitución, y casas sin terminar, o abandonadas, que sirven de refugio a inmigrantes sin papeles y a los usuarios del servicio de las rameras. Los huertos que muchos han tenido que abandonar son lugares casi desérticos, las rameras del camino Caminás se han hecho dueñas de ellos, y además, cuando los naranjos producen son objeto de robo por parte de todo aquel que tenga ganas de llevarse una bolsa de naranjas para su casa Es muy frío en centro de la ciudad los meses que no son verano, los edificios que rodean son altos y no permiten que entre el sol penetre en el interior de sus calles, como es un ciudad próxima al mar la humedad, se mete dentro del cuerpo aunque lleves doble prenda de abrigo. No es saludable el frío húmedo ni estaría recomendado por ningún medico sentarse en una terraza a ver pasar al resto de ciudadanos por los mismos pasos mentales que yo he pasado, simplemente porque te hielas. Lento es el caminar hacia un empleo remunerado, cierto, pero más lento es el de aquel que lo hace por culpa de su edad, este ayudado por un bastón, o por un paraguas recogido, camina diariamente con el único motivo de ejercitar las piernas. -“A mi edad ¿qué me queda? pasear y tomar el fresco, aunque por estas latitudes la humedad me penetre el cerebro aunque lleve esta boina bien calada”- le dice el anciano paseante a un amigo que llevaba la misma dirección, pero en sentido contrario. -“Nada amigo: Sólo ver pasar la vida y esperar que los jóvenes de hoy no tengan que pasar tantas penurias como a diario nosotros las pasamos”. Las calles son tan húmedas, que si se riegan por la madrugada, o de noche conservan tan bien su humedad que el callejeante sin rumbo fijo, que haya salido a pasear, puede percibir el olor a húmedo en el ambiente, aunque sean las cuatro de la tarde. Pasar del centro de la ciudad al centro del saber te lleva cinco minutos, desde donde se encuentra la farola principal hasta donde esta la universidad, un pequeño trolebús con ruedas que funciona con luz eléctrica hace de vehiculo popular para los estudiantes que no quieran coger el coche, o ir simplemente en bicicleta hasta las aulas. Quieren los políticos conectar los dos centros principales de esta ciudad a través del tranvía con las poblaciones marítimas y otros pueblos más cercanos, incluso hacen un carril a propósito que cruce toda la ciudad, un carril asfaltado, adoquinado sólo para el Tram, nombre que se le da a este vehículo, que circula con ruedas y con luz eléctrica, pero también puede funcionar con su propio motor eléctrico. La farola principal da una luz anaranjada, se encuentra en medio de la ciudad, es allí donde mentalmente he quedado, y por eso, todos mis paseos me llevan siempre al mismo sitio, así para el día que quiera venir a conocerme la chica del póster, la sombra que produce de la farola a plena luz del día no le impedirá verme, cuando camine en dirección hacia abajo, hacia el mar, o cuando subo por las calles en dirección a la montaña. No se quién es la chica que me habla mientras camino, me indica lugares donde podría ir, sitios fáciles en los que conocernos y hablar mas en serio de nuestra relación. Amo a esa mujer, me habla pero yo no la conozco personalmente. Generalmente esto es motivo de esquizofrenia, ya que no me llama nadie, todo es producto de mi imaginación, no es real, no sé quién es la mujer que me llama, ni me indica donde quedar para charlar con ella, solo la oigo hablar en mi interior. Deambulo por todas las calles céntricas, húmedas y oscuras de la cuidad siguiendo una voz de mujer que me dice: –“Ven, sígueme, pero aún es pronto para vernos, búscame entre la gente y verás como te admiro, pronto te diré como me llamo y sabrás como te quiero”. He descrito mi situación laboral y económica, y la voz que me hace deambular sin sentido por las calles, todo seria más fácil si pudiese salir de mi ciudad, e irme a la Ronda Este, salir de ésa Ronda de la ciudad y caer en su prostíbulo, del camino Caminás, donde por diez euros tengo una africana o una mujer del este, con la que poder hablar y alguna casa dentro de la huerta en la que poder intimar. Pero no busco sexo, busco a esa mujer que aparece en los póster o en cualquier foto que miro, ella me dice salga a pasear, que me siente en una terraza a esperarla, y que mire con buenos ojos los letreros que anuncian los despachos de los agentes profesionales. Creo que es la muerte, el esbozo de mujer con la que hablo, y la que me habla a mí a través de fotos y dibujos mientras camino por las calles de esta ciudad, tan calurosa en verano, tan húmeda en otoño y tan fría en invierno, y tan fresca en primavera, cuando todas las ciudades son buenas.

Algo literal sobre mi madre by Pirlo de Félix

GENERAL 11 opiniones »
Algo literal sobre mí madre. By Pirlo de Félix Yo escribo para los demás de la misma forma y modo como me gustaría que otros escribiesen para mí, en este nuevo post no voy a contar ninguna historia, solamente quiero hacer pasar un buen relato sobre la vida de mi madre, y la variable que tiene conmigo, su hijo y mis hermanos. Todos los post que he escrito, son ejercicios de escritura creativa o narraciones dicho en un lenguaje académico, pero también son pensamientos que transformo en palabras bajo otra personalidad la de Pirlo de Félix, y esa es la verdad de todo lo he escrito. Me gusta el hacer oraciones que tengan un significado claro, que se pueda coger la idea de lo plasmado. Este es el contador de los escritos, este pensador con una parte de la mente lugar donde guardo mi alma, conectada al creador, y que muchas veces desde mi conciencia llego hasta mi subconsciente, al describir o al escribir acciones, o hechos que van brotando y germinando en palabras y frases, sin más destino que el del ser escrito, y presentado ante un lector pero de forma comprensible. Vivir sirve para aprender a descifrar el pensamiento, dentro de la cabeza hay ideas buenas e ideas malas, saber cuando son buenas o cuando son malas corresponde a comprender el arte de vivir. Vivir es un arte y el que sabe vivir se convierte en un artista del pensamiento, aquel que sabe hacia donde dirigir los pensamientos, sabe hacia dónde dirigir la vida, siempre sabe ir hacia el lugar que le produce más satisfacción, en eso debemos pensar hasta el punto de llegar al egoísmo y eso debemos saber hacer, ir hacia el lugar que nos produce más satisfacción. Diciéndole a mí madre artista, no le estoy diciendo exactamente famosa o rica, ya que los famosos y los ricos también tienen necesidad de salir. Todos tenemos un arte dentro, el arte de saber salir. Pero, a veces este arte no sale si otro no le ayuda, éste es el caso mío y de mi madre, yo a ella le ayudo a saber vivir y saber pensar en la forma que tiene ella para salir de algún lío que le trae alguno de mis hermanos. Es, el pensamiento de la creación darnos un placer eterno, apartarnos de los peligros de la tierra, yo creo que el pensamiento de la creación lo tuvo mi madre el día en que se despertó en ella su instinto natural el de ser ella, madre. La vida es una constante, siempre es lo mismo, pero puede cambiar, en la vida hay variables que cambian en sentido personal de el que la vive. El hecho de encontrarse bien pero luego estar mal con uno mismo, solamente podemos salir de ese estado del bien y el mal, de cómo salir y hacia dónde ir, eso es el teorema del arte de vivir. - “Sí mamá, si me sigues a mí te enseñaré a pensar y aprenderás el arte de vivir” le dije una vez hace ya muchos años, y todavía lo sigo haciendo. De cómo yo aprendí a pensar es fácil de escribir a base de mucho vivir. Pero poco salir. Yo tengo como objetivo de mi creación ayudar a mi madre a saber vivir, enseñarle a pensar. Cuando yo quiera salir deberé de encontrarme con una pareja femenina que me vea como a un padre, y sea ella la que me ayude a mí, a salir de mi pensamiento y vivir sin pensar para el resto de mis días. Muchos buenos años dándome la satisfacción de imponer mi pensamiento al del resto de la sociedad, dió como resultado que yo haya podido enseñar a mi madre a pensar y con mi ayuda, y ella con su esfuerzo mi madre, a llegado a ser una artista, porque ella sola sabe cómo salir de su pensamiento. Los quehaceres diarios para ella son sólo un trabajo, una labor más que hacer durante un espacio de tiempo. Cuando se termina uno de sus innumerables trabajos le queda el pensar en mi y en su instinto maternal al verme bien criado y buen ayudante el las labores de hijo, yo no le pongo la vida difícil a mi madre, es más le ayudo a salir. “Tu tienes buenas intenciones lo que me cuesta es ponerlas en práctica”, eso dicen de mí, mis hermanos cuando vuelven a casa, después de haber estado con sus amigos. Lo que ellos no saben es que yo quiero a mí madre, y le ayudo a descifrar su pensamiento, con una finalidad, para que ella no se quede en un estado de bloqueado para que pueda vivir sin trabajar. Vivo con mi madre, y mis dos hermanos, ellos se apoyan en el pilar que es mi madre y yo apuntalo más ese pilar todos los días, como si ayudar a mi madre fuese el pensamiento de mi creación, el resultado de un instinto maternal, por el cual yo vine a este mundo. No soy deportista, jamás ganaré millones, ni patrocinaré marcas, sólo soy impresor de palabras y a las cuales les trato de dar un significado y un sentido completo. Pero a mi madre le doy lo que tengo, soy su pensador, a ello le enseño de una forma cómoda a vivir sin trabajar. Yo no le enseño a trabajar a mi madre yo le ayudo en las tareas de administrase dentro y fuera del hogar lo más oculto de la humanidad se lo revelo a ella con amor.

A las cinco treinta writted by Pirlo de Félix

GENERAL 3 opiniones »
A LAS CINCO Y TREINTA narrated and writted by Pirlo de Félix Buscando inspiración para hacer un nuevo post me encontré sorprendentemente con una joven de unos diecisiete años, bajando de un autobús de transporte escolar, yo siempre estoy dándole vueltas a mis pensamientos, dentro de mi cabeza, y no me había percatado de ella, hasta que finalmente, una tarde me fije en ella. Creo que voy a apostar fuerte por ella, la joven vive cerca de mi casa y el fin de semana pasado la vi por primera vez sin el uniforme, vestía traje de paseo, además de joven la encontré bonita, el vestido que llevaba la hacia más mujer, este dato fue el detonante por el cual me di cuenta que la joven podría atender a mi persona. Yo tengo treinta y siete, y no estoy demasiado desengañado por la vida. Encontrarme con ella, no significa exactamente que pueda luego salir a pasear con ella, debe de ocurrir algún percance o se deben cruzar varias casualidades para que ella, y yo, nos hablemos y nos indiquemos qué sentimientos tenemos el uno sobre el otro, demostrarnos realmente si queremos estar unidos. Yo en esta misma semana he anotado mentalmente, la hora en la que baja del autobús, las cinco y media post meridian, ésa es la hora en la cual a partir de ahora, y hasta que se caiga nuestra relación estaré esperándola allí todas las tardes. Los días sábado, y domingo, me estaré a esa hora esperándola para que ella vea que podemos hablarnos, yo quiero indicarle bien que existe una forma de vernos. Esperaré hasta que llegue ése fin de semana, en el cual, ella baje con naturalidad, hasta el portal del piso donde vive y se acerque a mí vestida con ropa de paseo. Si yo tenía pensamientos incoherentes dentro de mi cabeza, por estar simplemente sentado en una terraza viendo a los coches pasar, o escuchar a las gentes sentadas a mi alrededor hablando de sus cosas, en soledad, y si al verla, al fijarme en ella, éstos desaparecen, y veo un hilillo de luz que me mejora la vida, ha sido por que la figura que en mi se representa estando con ella, a mi lado, haciéndome compañía, es mejor que la soledad con mis malos pensamientos, cuando de nuevo vuelvo a pensar después de verla pasar y entrar por el portal de su casa, son sentimientos de ternura, noto dentro de mí un cambio a mejor y una mejor calidad de vida, debo obligatoriamente esperar hasta el final. Estas diferencias en mi pensamiento, son las que me han ayudado a decidirme y esperar el bus de las cinco treinta, en la terraza de una cafetería, para verla bajar a ella del autobús. Una mochila color negro, una pegatina con la bandera de la Gran Bretaña pegada, una falda a cuadros corta hasta la rodilla, de la rodilla hasta los pies unas calzas rojas, a juego con la falda a cuadros negros y rojos, una camiseta blanca, unos zapatos de vestir color Burdeos, forman el uniforme del instituto, mas un montón de pulseras en cada muñeca, una estatura mediana, el pelo largo y suelto de un color marrón castaño pero con unas pequeñas mechas rubias y una cara de joven y morena, que contrasta mucho con la cara de hombre mayor y semblante serio que yo tengo. Estas cosas de esperar a chicas jóvenes a que bajen del autobús, no están bien vistas, pero yo lo hago con cariño, por seguirle el juego, no hay nada que me obligue a pensar que ella y yo podemos tener un proyecto común, sólo quiero saber su nombre, para encontrar otro medio más privado en que el poder hablar, de poder conocernos, saber cada uno el sentimiento del otro, y ver si como pareja podemos funcionar. El sábado pasado la pude ver con traje de calle, ella iba acompañada de su madre, nos miramos muy fuerte, yo aguanté toda su mirada y ella aguanto toda la mía, en el momento en que nos mirábamos sopló un viento fuerte durante muy pocos minutos, el viento tiró por los suelos mi lata de refresco y una botella de agua de plástico de una mesa ya vacía de al lado. Yo no pestañeé ni me moví de la silla no quise levantarme para recoger las botellas, ella no debió escuchar el sonido del la lata, y la botella al chocar contra el suelo puesto que ella tampoco pestañeó, ni apartó su mirada de mi cara. Ese día fue el primero en el que yo intuí que podíamos seguir jugando a ver si entre los dos encontrábamos la forma y manera de poder hablarnos en la intimidad. . Creo que después de vernos en la tarde del sábado, justo cuando había un poco de ventisca, y al ver cómo con mí mirada, mis gestos, y mí intenciones iban dirigidas a ella, pudo ver en mí a un hombre que sólo busca su inocencia de su para recuperar mí vida para que ella que me ayude a mí a sobrellevar los rigores, los sufrimientos, los sin sabores de la vida diaria, quiero olvidarme del trabajo y de mis otras obligaciones cuando estoy parado ésos son mis sentimientos por ella. Ella lleva días mirándome y seguramente se habrá formado una idea de mí en su mente, y el hecho que yo ahora lo sepa, y el hecho que nos soportemos la mirada a ella, también le habrán aclarado pensamientos, ideas y acciones que tenía dentro de su cabeza. Creo que si hay sentimientos interiores de amor, cuando uno destapa el sentimiento del otro se consigue cierto placer, es el placer que el otro nos da, a través de su comprensión. Luego cuando vuelvo a mi soledad muchas veces, veo el mundo, de un modo paralelo, con esto quiero decir que la vida, puede ocurrir como en dos líneas paralelas las cuales nunca se ajuntan, o no se cruzan jamás nunca la una con la otra. Mi relación con la joven del autobús puede ser una relación paralela, esto no lo sabré hasta que extenuado de verla a las cinco y media, durante el curso escolar o esperando a que baje al portal de su casa, o durante algún fin de semana, coincidamos en ese momento exacto, en el que ella salga a pasear. Será entonces cuando pueda comprobar si yo, realmente le intereso, o si mi relación con ella, era sólo una relación de carácter paralelo. Yo comprendo esta relación como una búsqueda, y una forma de encontrar pareja aunque yo vea y sienta que ella se interesa por mí, pueda ser que su interés por mi, haya sido únicamente producto de mi imaginación, o de una mala enfermedad que me hacen creer en cosas, y actos que no tienen nada que ver con la realidad. Puede que haya conflicto, ya que yo voy a esperar mi oportunidad para decirle que me gustaría tener una relación con ella, pero si todo lo que veo, no ocurre realmente, de la forma en la que yo pienso ella, luego puede hablar con sus padres, y decirles que a las cinco y media, cuando el autobús escolar la deja en la parada, hay un hombre que todos los días se fija ella, la sigue con la mirada hasta, que entra en el portal, y además tiene pretensiones. Si los padres lo ven oportuno bajarán mientras yo la estoy esperando en la terraza, y tomarán seguro cartas en el asunto, de la forma en como sigo con la mirada a su hija. Pero yo si la sigo es simplemente porque noto que ella también me mira, y quiero enseñarle cómo se abre una puerta en el interior de un hombre, aunque lo primero de sentaría como si me derramaran un jarro de agua fría en pleno invierno.

El stress mata mis pensamientos escrito por Pirlo de Félix

GENERAL 85 opiniones »
El stress mata mis pensamientos Escrito por Pirlo de Félix El stress de la ciudad mata mi pensamiento me lo he demostrado hoy mientras estaba escuchando música en mi habitación, yo me deleitaba tranquilo con las canciones e iba hilvanando pensamientos con coherencia y de momento mi mente se vuelve gris ceniza, ¿algo me pasa? Por calle donde vivo es normal que pasen coches, es una calle céntrica, larga donde los coches, algunos, no todos, aceleran el motor algo más de la cuenta. La cuenta justa sería hacerle caso al disco de prohibición, hay vehiculo qué circula a más de cuarenta kilómetros hora por dentro del casco urbano y por una vía tan céntrica al ayuntamiento, mi calle está dentro del trazado del denominado casco viejo de la ciudad. Yo separo a los vehículos en dos formas hay vehículos que me dejan un pensamiento negativo o gris y otros que pasan por delante de mi casa y me dejan en el mismo estado de pensamiento en el que estaba, o sea el deseado por mí, estos últimos son coches que pasan y ,son gentes que viajan, que saben donde van y no están por la labor de molestar al ciudadano. Hay conductores de motocicleta, y conductores de coche que hacen ruido expresamente para hacerse notar, y así molestar al vecino en sus pensamientos, que es lo que yo quiero explicar en este post. Decir simplemente: -yo sé escribir - sería fácil de entender, y en consecuencia, lógico. Pero lo que me ocurre cuando pasan la primera clase de vehículos, no es tan fácil de describir, a mí me dejan una sensación interna de ilógico, tengo ataques incluso de angustia, de no poder definir mi estado mental, necesito recordar que mis pensamientos se han vuelto contra mí, por culpa de un coche que funciona todo estresado. El coche puede ser nuevo, ser viejo, estar poco, o muy usado, o incluso, ser de segunda mano, lo que funciona mal es el conductor, que no sabe como manejar mejor su propio vehículo. Casi todas las motos dejan detrás de si, su huella en mi mente, Hay motorista que pasa por delante de mi casa y no lo noto, en cambio, hay motoristas que hacen tanto ruido, y me generan tanto stress, con el ruido de su motor y por el tubo de escape, que turba mi pensamiento de tal modo, que este se me vuelve de un color muy triste y me hace caer en una pseudo depresión, hasta que cambia la canción, y una vez ahuyentado el motorista vuelven a mí las ganas de hacer pensamientos con mi mente. Los coches tuneados, de chicos jóvenes con la música puesta a tope, conduciendo muy deprisa los oigo desde el principio de la calle, y si están esperando al principio de la calle donde hay un semáforo, y hacen todo lo anterior junto, además hay que añadirle el acelerón y la rapidez con la que cambian de la primera, a segunda marcha. El stress en una ciudad primero se crea y luego hay gente que te lo pasa, o gente que no lo hace, y hay automovilista, que te pasa su stress, aunque vaya conduciendo, o un coche, o una moto, esta clase de gente conduce con el motor, de un modo más revolucionado de lo que está permitido. Por lo menos eso creo entender cuando estoy en mi sano juicio ya que diferencio por como me encuentro en el mismo momento que pasan vehículos de la primera o la segunda clase. Si se forma un atasco y se juntan más de tres vehículos con el motor en marcha, es mejor para mí cambiar de cuarto, o dejar automáticamente lo que estoy haciendo, por que mis pensamientos se transforman en crisis de ansiedad, por culpa de el ruido del motor de los coches, acelerando, y pitando todos a la vez. Los vehículos que se conducen de un modo suave, sabiendo llevar bien puesto el ruido del motor, bien revolucionado, son los que menos me stressan, o menos stress me generan a mí pero los coches y motos mal conducidos por sus propietarios muchas veces,, ni ellos mismos no son conscientes del daño que me hacen, en mi caso hay una parte de mí que piensa muy en serio que el stress, ni se crea, ni se destruye, sólo se transforma, debe ser en ése momento de acelerar y embragar para cambiar de marcha cuando mi pensamiento se vuelve cómo el de una nube gris a punto de descargar la tormenta –Voy a llorar- Cuando en mi habitación oyendo la radio, tumbado en la cama, hablando conmigo mismo haciendo mis pronósticos, y dibujando mis pensamientos, entra una ligera brisa, por debajo de la persiana del balcón, en ese momento siento placer, y serenidad, noto una calma alegre, es resultado de que mis pensamientos fluyen bien. Pero en cinco minutos, seguro que algún vehículo pasa por delante de mi casa, y con su ruido, y su forma de no de no saber conducirse, ni en su vida, ni por dentro de esta ciudad, me entorpece a mí que estaba en la cama, y a mí pensamiento, que empieza a anotar datos erróneos, imagines falsas, noto como si toda la lógica de mis pensamientos se volvieran en mi contra, el ruido y stress de algunos automovilistas, y motoristas equivoca la dirección de mis pensamientos, los desvían y así llevan mi forma de pesar hacia otro lugar, donde no hay calma. Me llevan a un puerto comercial regentado por piratas, en cuanto ven una mente descarrilada, seguro se aprovechan de ella, y la venden en cualquier parte de la lonja, o ¿será qué? en la ciudad a cinco minutos de calma, le suceden imperiosamente, otros cinco minutos en tu interior quemándote, como en una hoguera, pero sólo hasta que te das cuenta, y cambias de postura mental o corporal. Si no me doy cuenta ahora de estos hechos, luego no valdrían para nada los momentos a los largo del día de calma alegre, si no me doy cuenta de que los vehículos y que hay conductores que sirven de vía, para pasarte su streess y quedarte yo sólo en mi cuarto, escribiendo o trabajando, sin poder salir y con un mal pensamiento en la cabeza. Espero que este post sirva de guía para aclararte la cabeza con el asunto de ¿Cómo iba yo a pensar en éso?
Contacto / Ayuda. ©2017 by admin. blog software / PHP hosting / blog ads.
Design & icons by N.Design Studio. Skin by Tender Feelings / Evo Factory.